miércoles, 9 de marzo de 2011

Entrevista a Charlie Caccaviello, operador técnico de Mega 98.3 “EL LÍMITE ESTÁ EN TU CABEZA Y NO EN LA TECNOLOGÍA”




En Revista MHZ (se reproduce un fragmento de la nota)

Desde hace varios años la forma de operar empieza a cambiar definitivamente con la llegada de las computadoras, y a partir de eso se empieza a contar otra historia…

Primero las radios eran del Estado y se mantenían con el presupuesto mínimo en cuanto a la inversión tecnológica. A partir de la llegada de la democracia los privados continúan con esa misma filosofía, para ellos no era primordial invertir en tecnología en las radios. Todas las radios eran muy básicas y quedadas en el tiempo. La radio venía de una desinversión importante desde el punto de vista artístico por la aparición de la TV. Por lo general eran caseteras hogareñas hasta que aparecieron las primeras profesionales y se editaban los efectos por separado en casetes, lo que se dice en punta, era algo más artesanal, pero mucho más limitado. Tenías 3, 4 caseteras, había 4 fuentes de sonido, dos cintas abiertas, bandejas con discos, y después vino el CD. Todo lo que vos imaginabas estaba limitado a eso y si escuchamos, ahora es lo contrario, el límite está en tu cabeza y no en la tecnología. Hoy lo que quieras poner lo tenés. Ahora el desafío sería ponerle más computadoras a la radio, por lo general las radios usan una computadora con 2 a 4 salidas, con cinco fuentes independientes de sonido. Yo creo que las radios hoy deberían tener 10 salidas. Las consolas de radio deberían ser de no menos de 24 canales, en stereo y debería haber más pre-producción artística porque la radio tiene algo muy bueno que es la imaginación.

Dejar volar la imaginación.
Me parece que es ahí donde se ve la diferencia. La radio hoy está orientada a entretener, en general los medios están orientados a entretener. Te das cuenta que no sólo relatan el hecho puntual sino que te lo muestran de una manera más atractiva para que te atrape. Y en la radio pasa eso también. En los 90, la Rock & Pop como radio era eso de laburar mucho lo artístico, invertir en los artistas. Después de eso la radio entra en una meseta malísima, aparecieron tipos que empezaron a hacer negocios y que no eran del medio. Esas personas que llegaban no sabían nada de artística y veían a la radio como un negocio.

La llegada del autocontrol.
La radio hoy tendría que laburar la parte artística, en los años 90 la guita entraba fácil y no les importó lo artístico. A tal punto que quienes estaban al mando de las radios, en vez de ser personas del medio, eran economistas que se preguntaron para qué había locutores y operadores por separado si estaba la posibilidad de que una persona hiciera ambas cosas, locutar y operar. Y ahí fue que sacaron al operador. Eso va en deterioro de todo, no es una defensa al gremio, sino es una cuestión creativa. En una radio hecha a pulmón, entiendo que un mismo tipo, sea el dueño, sea el que hable, el que trae los discos, en ese caso lo entiendo. Pero a medida que vas creciendo, hablamos de radios grandes, es fundamental tener algo más armado, tener dos personas que piensen y no una, siempre es mucho mejor. Ojo que también hay muchos operadores que cuando vieron que la máquina ponía un tema detrás de otro con cierto criterio y también ordenaba la tanda, se relajaron y ante el ocio de no tener un desafío artístico, el tipo se dedicó a usar su cabeza para otra cosa. El autocontrol tiró a la radio para atrás, pero mientras la plata siga entrando no le importa a nadie, ni a los sindicatos, ni a los operadores y menos a los directivos. Un día la plata se va a acabar, se bajarán los auspiciantes y ahí todos nos preguntaremos: ¿Y ahora qué hacemos?

¿La edición es también donde uno vuela más?
En el aire también se puede hacer, pero lo que pasa es que hay que ver los objetivos de cada programa. Si querés hacer una radio que marque una diferencia, hay que hacer una búsqueda artística y que no te importe si es o no popular, hay que tener tiempo, y quizás tardar seis meses para ubicarse en el dial y que la gente te escuche. Ahora, si a los 6 meses querés estar entre los 5 primeros, vas a ir a lo seguro, vas a poner las canciones más conocidas, y vas a buscar figuras populares.

Ahí hay una desigualdad muy importante, en esto de pagar 80 lucas al conductor porque pone la voz y montos mucho menores a los tipos que laburan en otros roles.
Si yo quiero una radio que en 6 meses sea un éxito, voy a buscar a un tipo popular que por el sólo hecho de estar en la tele la gente lo siga. Si se quiere un resultado inmediato hay que invertir en las caras. ¿Pero qué queda para los demás? No es que no se quiera pagarles más plata sino que no se puede.

Hay una frase que muchos repiten y es que “la radio hoy no es negocio…”
¿Pero por qué todos quieren tener una radio? La radio es un hecho de comunicación muy importante para muchas personas. De ahí a que uno haga un negocio con la radio es otra cosa, la radio no nace como un negocio, nace por la necesidad de comunicar. Esa necesidad de los tipos que estudian y quieren comunicar siempre va a existir en la radio, siempre va a estar la necesidad de comunicar cosas. Siempre va a estar el tipo que quiera decir cosas para que alguien lo escuche, y con que lo escuche uno, el tipo ya estará contento.

Nota completa en: www.revistamhz.com

2 comentarios:

El_Acertijo dijo...

hola, me gusto mucho el blog. Tenemos un programa de radio en Bahia Blanca y queremos hacerle una nota a charlie.

nos podes pasar el contacto o como ubicarlo?

si te interesa saber algo de nuestro programa, fuimos nominados 3 veces a los martin fierro y estamos en www.voyavos.com

abrazo

www.narrativaradial.com.ar dijo...

Hola gente, fijense si se contactan con las personas que hacen la revista mhz. Porque nosotros reprodujimos una entrevista hecha por ellos. Saludos.
NR